Todos los Derechos reservados © 2020, Esports México
Postura Postura

Últimas

Consejos de postura y salud para los gamers

Cuando juegas por varias horas, la postura es importante para cuidar tu salud, por ello los especialistas hacen éstas recomendaciones.

Publicado

en

Para Sherry Christensen Smith, quiropráctica con 20 años de experiencia, en los últimos años se ha visto un aumento en los síntomas y los problemas de salud de los jóvenes adultos y adolescentes, debido principalmente a que ahora pasan mucho tiempo sentados, tanto en la oficina como al estar en los videojuegos, sin una buena postura.

Este aumento la ha llevado a realizar estudios de casos específicos con gamers profesionales de alto nivel para mostrar cómo ciertos comportamientos y actividades de los jugadores pueden disminuir el riesgo de lesiones y aumentar el rendimiento.

Christensen ha combinado los ajustes quiroprácticos y la terapia de postura para normalizar la columna vertebral y la salud de aquellos que acuden a ella en busca de ayuda, y ha obtenido excelentes resultados trabajando con una amplia gama de atletas, incluidos los jugadores profesionales de eSports.

“Los entrenadores y directores de programas deben monitorear la salud y seguridad de los estudiantes-atletas con regularidad y brindarles la atención quiropráctica que necesitan. Como especialista con 20 años de experiencia ayudando a las personas a mejorar su salud y postura, he visto un aumento en los últimos 10 años en personas con problemas de salud debido a estar sentado por mucho tiempo y tener una mala postura”, explica.

Postura

Para Christensen, con mayor frecuencia, las radiografías de las personas más jóvenes que pasan una mayor cantidad de tiempo jugando, o en dispositivos electrónicos, desarrollan una columna encorvada con la cabeza hacia adelante. “Estas personas se presentan en mi oficina porque tienen síntomas que van desde dolores de cabeza, dolor de espalda, problemas respiratorios, dolor de cuello y síndrome del túnel carpiano.

“Mi objetivo es ayudar a quienes dirigen programas de eSports a comprender lo que pueden hacer para ayudar a sus atletas a eliminar problemas de salud negativos y maximizar sus habilidades de juego, ha tener mejor postura. La atención quiropráctica es la combinación perfecta para los jugadores que pasan gran parte de su tiempo sentados frente a las pantallas”, explica.

Contra los daños

Las investigaciones que ha hecho la doctora Christensen muestra que la edad promedio de un atleta de deportes electrónicos es de entre 18 a 25 años. Aunque existen oportunidades para competir a edades más tempranas, la mayoría de los niveles más altos de competencia y los principales torneos están limitados a mayores de 18 años. Es poco común que los jugadores mantengan un nivel de juego superior más allá de este rango de edad, ya que sus reflejos generalmente comienzan a volverse más lentos y sus tiempos de reacción comienzan a disminuir, mucho como consecuencia de una mala postura.

“Muchos jugadores más jóvenes pasan de 2 a 4 (o más) horas al día practicando, mientras que los profesionales pueden tener sesiones de entrenamiento intensas de hasta 12 horas durante varios días seguidos en preparación para una competencia.

“Junto con el entrenamiento intenso viene el alto estrés y la fatiga extrema en sus cuerpos que pueden causar síntomas y problemas de por vida. Un quiropráctico con conocimientos y experiencia puede ayudar a tratar y mejorar una amplia variedad de problemas que pueden causar una disminución en la calidad de sus vidas”, agrega Christensen.

Pero, ¿qué puede hacer un quiropráctico por los jugadores? Según explica la especialista, puede tomar radiografías del cuello y la columna vertebral de un atleta, revisar estas radiografías para detectar subluxaciones y realizar un examen y una evaluación detallados, ayudar a mejorar postura y futuras lesiones.

Las subluxaciones son huesos de la columna que están fuera de lugar en la columna y ejercen presión sobre un nervio (s). Esta presión sobre los nervios puede causar estragos en el sistema nervioso, la salud en general y la capacidad de satisfacer las demandas de los jugadores de alto nivel. Identificar las subluxaciones y crear un plan de atención detallado para abordar los problemas de la columna es la clave para mejorar la salud, el máximo rendimiento y la resistencia.

“Lo peor que puede hacer una persona, cuando se trata de la salud de la columna, es sentarse y además con mala postura. No pensamos en la cantidad de compresión y degeneración a la que se enfrenta nuestra columna vertebral. Como jugador, pasas muchas horas al día sentado.

TE RECOMENDAMOS LEER:

Recomendaciones

Cómo se sienta un jugador mientras juega influye en su salud. Inclinarse hacia la pantalla pone el cuerpo en una mala posición: los hombros están encorvados, el cuello está muy extendido y los músculos de la espalda están estirados. Sentarse en esta postura durante largos períodos de tiempo hace que los músculos flexores del cuello y la parte media de la espalda se estiren y se debiliten, mientras que los músculos del pecho (pectoral) y la parte superior de la espalda (trapecio) se tensan y acortan.

“Se pueden desarrollar desequilibrios musculares a largo plazo, lo que resulta en tirar de la cabeza hacia adelante. Una cabeza promedio pesa de 10 a 12 libras. Cuando hay una postura de la cabeza hacia adelante, esto puede aumentar la presión sobre el cuello hasta entre 50 y 60 libras debido a la gravedad. Este aumento de presión causa daños a largo plazo en la columna, así como en los nervios, músculos y ligamentos circundantes.

“Estos músculos tensos y una mala postura hacen que las articulaciones se desalineen. Una articulación desalineada ejerce presión sobre los nervios, lo que provoca dolor en el cuello, la espalda, los hombros, las caderas, las muñecas y otros síntomas”, explica Christensen.

Aquí alguno consejos a seguir para los entrenadores y jugadores:

–Observa la postura. Cuanto mejor sea la postura, más tiempo tardarán los músculos en fatigarse y menor será el riesgo de lesión.

–Mantenga la cabeza y la barbilla hacia atrás para que las orejas queden directamente sobre los hombros.

–Siéntese en una silla cómoda, apoyando el respaldo contra el respaldo de la silla.

–Permita que los hombros se relajen en lugar de encogerlos o tirar de ellos hacia el monitor en una posición redondeada. Estas cosas mantienen relajados los músculos del cuello y los hombros y alivian la presión de los discos del cuello. Concéntrese en mantener el pecho levantado. Imagínese que alguien tira de una cuerda que está unida al esternón.

–Gire las caderas a una posición neutral. Las caderas no deben estar demasiado hacia adelante ni demasiado hacia atrás. Esto mantiene las caderas paralelas al suelo.

–Mantenga los pies apoyados en el piso en lugar de cruzar las piernas o moverse hacia un lado del asiento. Esto mantendrá la zona lumbar más equilibrada, evitando condiciones como la ciática y el dolor lumbar.

–Coloque el equipo correctamente. Tener el equipo en la posición correcta aliviará la tensión en las articulaciones.

–El tercio superior del monitor debe estar al nivel de los ojos. Además, el tamaño de la pantalla en pulgadas es la distancia entre los ojos y la pantalla (20 pulgadas como mínimo).

–La altura del escritorio debe ser lo suficientemente baja como para que los antebrazos descansen paralelos al piso. Esto reduce la tensión que causa el síndrome del túnel carpiano.

–Los reposabrazos son lo suficientemente altos como para que los codos se doblen 90 grados.

–La silla debe ser lo suficientemente alta como para que los pies descansen en el piso y las rodillas estén dobladas en un ángulo de 90 grados.

–Siéntese con la espalda completamente contra el respaldo para evitar encorvarse o encorvarse hacia la pantalla. El uso de una silla que tiene la opción de reclinarse reduce ligeramente la presión sobre los discos en la zona lumbar.

–No olvides estirar. Además de un estiramiento de calentamiento antes de jugar, estos estiramientos ayudarán a sus atletas a aflojar los músculos tensos y a ser más móviles.

–Apóyese en la fisioterapia y el entrenamiento. Con la ayuda de un fisioterapeuta o un entrenador certificado, la fuerza muscular y la postura de sus atletas mejorarán:

–Busque atención quiropráctica. Cuanto más saludables estén la columna y el sistema nervioso, más saludables estarán.

Trending